Imprimir RFC validado por el SAT

En México, todas las personas que empiezan a desarrollarse dentro de una actividad lícita, por la cual reciben una retribución económica, deben acercarse al SAT para dar inicio a los trámites de alta del RFC.

Se trata de un proceso muy sencillo que en su mayor parte se desarrolla por Internet. Éste se compone de dos etapas. A la primera de ellas se le ha llamado “pre registro” y consiste en lo siguiente:

La persona física que quiera adherirse a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como contribuyente, debe acceder a la página www.sat.gob.mx y luego cliquear sobre “Trámites”.

En la columna RFC, encontrará el espacio destinado para el pre registro. De igual forma, tendrá a la mano un “simulador”, para practicar cada uno de los pasos que deberá seguir para convertirse en contribuyente.

Por supuesto, también existe la opción de obtener RFC con CURP. La principal ventaja de esto es que una vez que se concluye con el trámite de llenado del formulario, el ciudadano puede imprimir inmediatamente su acuse de recibo y su CIF.

No obstante, hay personas a las que les gusta ir a recoger sus documentos a la oficina SAT que les corresponde, puesto que así tienen la oportunidad de entrevistarse directamente con un funcionario de este organismo y preguntar todas las dudas que tienen al respecto.

Una cosa que no debes olvidar es que las asesorías que se le brindan a los contribuyentes tanto de manera personal, como por medio del chat o de la línea telefónica, no tienen ningún costo, ya que son parte fundamental de las tareas que debe desarrollar la SHCP.

El llenado del cuestionario se debe llevar a cabo en un momento en el que la persona tenga el tiempo suficiente. O sea, no se recomienda hacerlo con prisas, pues hay muchas partes en donde se debe colocar información fidedigna.

Esto no sólo tiene que ver con poner nuestro nombre completo de forma correcta, sino también la dirección fiscal en donde se desean recibir las notificaciones fiscales.

El último paso del formulario, consiste en únicamente dar clic en el botón de “Enviar”. Eso quiere decir que los datos serán recibidos de manera inmediata en el SAT, en donde comenzarán a trabajar en la creación de la homoclave. Éste elemento sirve para evitar que otro ciudadano tenga la misma combinación alfa numérica.

Por otra parte, si lo único que quieres es imprimir RFC en línea, haz clic en el siguiente enlace y coloca tu RFC y la contraseña que te haya sido asignada:

https://rfc.siat.sat.gob.mx/PTSC/RFC/menu/?opcion=3

Luego presiona el botón “Enviar” y espera a que la página se recargue. Ahí encontrarás varios botones y enlaces activos. Sin embargo, el que nos interesa en estos momentos es aquel que lleva por nombre “Generar Constancia”.

En ese momento aparecerá en pantalla tu constancia de situación fiscal en formato digitalizado. Ese archivo lo puedes imprimir de inmediato, aunque también es posible almacenarlo en tu computadora, para una futura reimpresión del RFC.

Si no quieres utilizar tu contraseña para Imprimir RFC validado por el SAT, puedes echar mano de tu Firma FIEL.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *